Cómo ser creativo a la carta

creatif

¿Recuerdas esta época del año pasado, cuando llegó el cierre: cuántos de nosotros dijimos que íbamos a utilizar el tiempo extra para empezar un negocio paralelo, escribir una novela, lanzar un podcast? Y sin embargo, para la mayoría de nosotros, el simple hecho de tener tiempo libre para hacerlo no fue suficiente. En cambio, nos enfrentamos a la fría y dura realidad de que no se puede abrir y cerrar la creatividad como un grifo.

Es el mismo problema al que nos enfrentamos a menudo cuando nos dan un encargo. Somos personas creativas. Y sin embargo, a veces nos quedamos sentados, con la mirada perdida, esperando que nos llegue la inspiración.

La pérdida de motivación es algo que nos afecta a todos, al menos en algún momento. Así que hemos preguntado a los principales creativos cómo activan la magia creativa cuando realmente lo necesitan. Y compartimos algunas de sus mejores soluciones en el siguiente artículo.

Aléjate del problema

La respuesta más popular a nuestra pregunta puede parecer obvia, pero eso no la hace menos cierta. Si tienes problemas para cumplir un encargo, ayuda alejarse y dar a tu cerebro un poco de tiempo para procesar las cosas. Lo más probable es que, al volver, surjan nuevas ideas.

En palabras de Lee Davies, director creativo de Peter & Paul, “mete la cabeza en el problema, casi hasta la confusión. Luego, déjalo estar. Enseña a los niños, prepara el té, lávate, sal a la calle, ve una película, monta en bicicleta y deja que la respuesta se revele”.

El diseñador Ross Middleham adopta un enfoque similar. “Si te cuesta encontrar el flujo, aléjate”, aconseja. “Tómate un descanso, mira a tu alrededor, haz algo diferente y acepta el hecho de que la magia a veces no está ahí. Eso no te convierte en una basura”. Amy Jones, diseñadora senior de Rise At Seven, añade: “Creo que sentarse y tratar de forzar una idea hace que sea menos probable que surja. Tómate un descanso, ve a dar un paseo, relájate. Todas mis mejores ideas surgen cuando no estoy haciendo nada”.

Haz una lista de reproducción

Otra forma de sacudir tu cerebro para que sea más creativo es cambiar los sonidos que escuchas. “Tener cierta música para diferentes tipos de tareas ha sido una gran ayuda para mí”, dice el ilustrador Colin Kersley. “Tengo ciertos grupos y álbumes que escucho para generar ideas, dibujar con concentración o administrar. He descubierto que me ayuda a crear un interruptor claro en mi mente cuando necesito cambiar para ser creativo”.

Lo mismo hace la redactora Mikenzi Ross, que dice: “Pongo bandas sonoras originales de Animal Crossing o Studio Ghibli: Prefiero la música sin letra cuando escribo. Y luego me siento a vomitar todo lo que se me ocurre -malo o no- hasta que empieza a cuajar”.

Haz un lío

A veces tu creatividad puede verse frenada porque intentas concebir un producto refinado y acabado al principio, en lugar de ser más suelto y libre con tus ideas. Inspírate en la ilustradora de moda Niki Groom, que dice: “En los proyectos personales, la clave para mí es experimentar primero. Cojo una hoja de papel enorme, una brocha gorda, tinta y me pongo a hacer un lío. Eso me ayuda enormemente”.

Emplea la atención plena

Si te cuesta ser creativo, puede ser porque estás en un estado mental equivocado. Así que haz algo al respecto. El diseñador Gareth McMurchy recomienda “dedicar tiempo a la atención plena antes de emprender una tarea o un proyecto creativo. A veces, alejarse totalmente de todos esos pensamientos que tienes en la cabeza es una forma útil de ver el panorama general”. Para inspirarte, lee nuestro artículo Cómo ser más consciente cuando estás demasiado ocupado para quedarte quieto.

Hacer las cosas rápidamente

Disponer de demasiado tiempo para trabajar en un proyecto a veces puede frenarte. Por el contrario, poner restricciones de tiempo puede ser una gran manera de desbloquear tu flujo.

El líder de diseño de startups Zach Piepmeyer ofrece un ejemplo a seguir. “Al principio de la pandemia, creé una serie de collages de cinco minutos”, recuerda. “Poner un cronómetro. Sin pegamento. Sólo rasgar y apilar. Surgieron algunos trabajos interesantes y me ayudaron a aprovechar la energía creativa”.

“La creatividad es una bestia extraña; siempre cambia de forma”, reflexiona el ilustrador Ben Tallon. “Soy mucho mejor bajo presión. No busco plazos infernales, pero aprendí pronto que mi estilo se beneficia de ellos. Tuve que aprender a lidiar con el exceso de tiempo”.

Recrear escenarios

La estratega de marcas Tanisha Raffiuddin, que dirige la agencia de comunicación Concept Culture, tiene un curioso método para reavivar su creatividad cuando está en horas bajas. “Recreo los escenarios en los que la creatividad ha surgido antes”, explica. “Para mí, la inspiración suele venir de los viajes. Como viajar y explorar no es una opción, cierro los ojos y me sumerjo en mi lista de reproducción favorita. Funciona como la magia”.

Desarrollar un ritual

Una de las formas más eficaces de hacer fluir la creatividad es crear un ritual de cosas que hagas cada vez que empieces un briefing. Sea cual sea el proceso, será mucho mejor que limitarse a mirar el briefing y esperar a que llegue la inspiración.

Si necesitas inspiración, aquí tienes cómo lo hace el diseñador gráfico e ilustrador Ian Cul. “Empiezo escribiendo los puntos clave del briefing”, explica. “Luego paso la página a un cuaderno de bocetos en blanco y me concentro en llenarlo de bocetos sin preocuparme de lo buenos, raros o tontos que sean”.

El director creativo Mark Blaylock, por su parte, empieza “leyendo sobre el tema en el que tengo que trabajar, en la medida de lo posible”, dice. “Sigo leyendo y amplío la red hasta que descubro algo que no sabía y que me parece interesante. Entonces me pongo a ello”.

Referencias

https://www.creativeboom.com/tips/how-to-be-creative-on-demand/

Deja un comentario